Qué es la declaración de bienes y para qué sirve

La declaración de bienes es un documento no muy extenso en el que se refleja el patrimonio y la deuda de una persona física o jurídica, así como sus ingresos, con el fin de conocer su solvencia económico-financiera. Este documento es muy habitual en el ámbito de financiación, especialmente en el ámbito de financiación para empresas donde se suele solicitar a los avalistas personas físicas o jurídicas para valorar su solvencia junto a otros documentos como la declaración de renta, las notas simples registrales de los inmuebles que poseen y el pool bancario o relación de deudas, que además también debe incluirse en la declaración de bienes.

Apartados de la declaración de bienes

Identificación del titular: Debe indicarse de forma clara a quién corresponde el documento de declaración de bienes, así como la fecha en que está confeccionado.

Ingresos del titular: relación de todos los ingresos que recibe el titular, así como su origen, ya sean rendimiento del trabajo, arrendamientos inmobiliarios u otros. Este apartado permite conocer la capacidad del titular de generar renta y capacidad de ahorro.

Bienes y derechos del titular: debe quedar reflejado el patrimonio y todos aquellos derechos del titular. Es importante relacionar los activos y derechos por apartados en función del tipo de activo:

  • Patrimonio Inmobiliario: es importante aquí, aunque en el resto de apartados también, reflejar el porcentaje de titularidad de cada inmueble así como una valoración aproximada que pueda ser contrastada con algún otro documento para dar credibilidad. Es también importante reflejar si los activos están hipotecados, aunque el importe de la deuda pendiente es mejor reflejarlo en el apartado de deudas.
  • Patrimonio Financiero: esta sección hace referencia a aquellos activos financieros del titular como depósitos, fondos de inversión, acciones, planes de pensiones etc. En este apartado es también importante reflejar una fecha de vencimiento de los activos con la finalidad de valorar el grado de liquidez de estos.
  • Patrimonio Empresarial: este apartado se refiere a la participación en empresas no cotizadas, donde es importante reflejar la valoración aproximada de la empresa y el porcentaje de participación en la misma.
  • Otro tipo de patrimonio: todo lo que no sea patrimonio inmobiliario, financiero o empresarial se refleja en esta sección. Nos referimos, por ejemplo, a opciones de compra sobre inmuebles, joyas, obras de arte y otros activos. La casuística aquí es muy amplia.

Endeudamiento: en este apartado es importante reflejar tanto el importe pendiente de todas las deudas del titular, como los porcentajes de participación y las cuotas anuales que suponen cada una de ellas.

Lo que pretende este documento es obtener un resumen patrimonial y de solvencia, así como la capacidad del titular de generar rentas, por lo que es importante que refleje un resumen patrimonial. La capacidad para generar rentas se obtiene de la diferencia entre los ingresos y las cuotas de préstamo anuales, y la solvencia se obtiene de la diferencia entre todo el patrimonio del titular y el montante de deuda al que debe responder.

En PlantillasPyme contamos con un formulario en Excel para confeccionar la declaración de bienes de personas físicas y jurídicas. Se trata de un modelo muy sencillo que incluye un resumen patrimonial muy visual, calculado de forma automática.

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

Para cualquier autónomo, la gestión financiera puede convertirse en un dolor de cabeza constante. Emprender un proyecto puede generar beneficios,...

Las referencias de celda se utilizan en las fórmulas de Excel para, en lugar de calcularlas en base a datos numéricos, calcularlas en base al...

El indicador MACD, Moving Average Convergence Divergence en inglés o Medias Móviles de Convergencia/Divergencia en español, es un indicador de...