En un artículo reciente os hemos hablado de las economías de escala y de su importancia a la hora de elaborar el plan de viabilidad. El término de deseconomías de escala hace referencia al término contrapuesto. Si recuerdas, en la economía de escala se produce, de manera progresiva, un abaratamiento de los costes a medida que se aumenta la producción. Esto permitía obtener un mayor beneficio, pudiendo tener reflejo en el precio final. Por ejemplo, la política empresarial de Mercadona, “Precios Siempre Bajos”, se basa en las economías de escala porque Mercadona consigue precios cada vez más bajos conforme aumenta su volumen de compra con sus proveedores.

En el caso de las deseconomías de escala ocurre justo lo contrario, llega un momento en el que la producción alcanza un coste cada vez mayor, pudiendo incluso no ser rentable para el empresario aumentarla. La empresa se ve penalizada por factores diferentes, pero el resultado final es que llego momento que deja de ser económicamente rentable aumentar la producción.

¿Y cuáles son las causas que puede llevar a una empresa a producir cada vez más caro? Pues no hay un patrón común, sino que se trata de situaciones específicas que impiden reducir los costes al aumentar la producción. Puede pasar, por ejemplo, que una empresa incurra en mayores sanciones medioambientales al aumentar su producción, lo que la hace entrar en deseconomías de escala. Otro ejemplo sería el de empresas en las que se penalizan mucho los retrasos en la entrega, algo que suele aumentar cuando la empresa crece.

Tipos de deseconomías de escala

Al igual que las economías de escala, los tipos de deseconomías de escala son internas y externas.

En las internas, se hace referencia a las causas inherentes a la empresa, es decir, causas que surgen desde dentro de ella.  Entre las causas internas nos podemos encontrar, por ejemplo, con una mala comunicación entre empleados y mandos, que se derive en un aumento de los costes al aumentar la producción o, por ejemplo, un crecimiento desorganizado que provoque mayor burocracia o procesos administrativos al aumentar la producción, lo que irremediablemente conlleva mayores costes.

En cambio, podemos hablar de deseconomías de escala externas cuando las causas de este aumento de costes no son inherentes a la empresa si no que son causadas por su entorno. Aquí tendríamos el ejemplo de la empresa que comentábamos antes que contamina y debe asumir sanciones de carácter medioambiental porque es una ley externa a la empresa la que causa el aumento de costes.

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

El drawdawn es uno de los indicadores de riesgo más utilizadas para evaluar sistemas de trading o, en general, el comportamiento de cualquier...

Como ya hemos hablado alguna vez, el plan de viabilidad es uno de los documentos más importantes de la estrategia empresarial porque permite...

El presupuesto anual de tesorería es una de las herramientas más importantes de la empresa para garantizar su supervivencia a corto plazo. Se trata...