Cómo calcular la TIN en Excel

Hay 2 conceptos financieros en los que debemos fijarnos, cuando solicitamos un préstamo. Son la TAE y la TIN. El primero es bastante más conocido que el segundo y sobre este último hablaremos en este artículo. Quizás desconozcas que puedes emplear Excel, la famosa hoja de cálculo, para poder visualizarlo en perspectiva.

¿Qué es la TIN?

Las siglas corresponden a la Tasa de Interés Nominal y es el dinero que hemos de abonar a la entidad financiera por el dinero que nos presta, siendo este un porcentaje fijo, es decir, la TIN hace alusión exclusivamente al tipo de interés, pero no a las comisiones y u otros gastos. Puedes obtener la TIN de cualquier modalidad de préstamo con la plantilla de préstamos profesional que tenemos en la sección de finanzas.

¿Cómo calcular la TIN en Excel?

Para poder realizar los cálculos necesitarás el programa Excel o su versión gratuita en Open Office o Drive. Pero es en Excel en donde podremos hacerlo tal y como explicamos aquí. También necesitas conocer el capital que la entidad nos va a prestar y la duración del contrato de préstamo. Lo habitual cuando firmamos un contrato de estas características es conocer ya la TIN, pero este dato puede llegar a ser engañoso. La razón es simple, la TIN debe tener una “traducción tangible”, ya que el porcentaje por sí solo no nos dice mucho.

Una vez plasmados estos datos en una hoja de Excel, crearemos una tabla en cuyos encabezados aparezcan los periodos de duración, el importe de la cuota, los intereses, la amortización, el capital, así como el capital amortizado. Debemos añadir tantas filas como periodos dure el préstamo. Tenemos lo necesario entonces para calcular la TIN con nuestra hoja de Excel.

Manos a la obra

Con nuestra tabla preparada iremos a la celda correspondiente a la cuota del primer periodo y ejecutaremos la función Pago de Excel, que se encuentra dentro de Fórmulas>Financieras. Se abre una ventana en la que completaremos los siguientes datos:

  • Tasa: indicamos el TIN.
  • Nper: el número de periodos.
  • Va: el dinero que nos presta la entidad.
  • Vf: Aunque debes consignarlo de manera obligatoria, para no complicarte pon directamente la cifra 0.

Completamos la columna de los intereses. Para calcular los del primer periodo, hay que multiplicar el capital del primer periodo por el TIN. Cuidado, antes de hacerlo deberemos dividir el tipo de interés entre el número de liquidaciones de cuotas que haya en un año, es decir, 12 se la cuota es mensual o 4 si es trimestral. Si multiplicamos ambas cifras obtendremos los intereses a pagar en el primer periodo.

Pasamos a la columna de la amortización, que se calcula restando los intereses a la cuota de cada periodo.  Hacemos lo mismo con el capital. Tendremos que restar la amortización del primer periodo al capital inicial. Aunque Excel no tiene una función propia para restar, sí que podemos restar los valores de diferentes celdas introduciendo la fórmula conveniente.

Pasamos al capital amortizado, que obtendremos sumando el capital amortizado hasta ahora y la amortización. Una vez completado este primer periodo, bastará con rellenar el resto de la tabla con la función "Autocompletar".

¿Cómo hacerlo? Muy sencillo, seleccionamos la primera fila, a excepción de la celda "periodos", y colocamos el puntero en la esquina inferior derecha. Cuando nos aparezca el símbolo + hacemos doble click, completándose la tabla de forma automática.

Aunque el TIN sea una cuota fija, al realizar esta tabla en Excel verás como van fluctuando parámetros que sí son variables. Tendrás todo bastante más claro, ya que además este modelo te sirve para multitud de situaciones, desde un préstamo personal a la compra de un vehículo.

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

Se trata de un modelo de gestión de tesorería para empresas, aunque también es aplicable a otros ámbitos de las finanzas como la economía doméstica...

La función CONCAT (concatenar) de Excel permite unir dos cadenas de texto en una sola, se trata de función muy utilizada en la gestión de tablas de...

El análisis de balances es una de las herramientas clave para conocer el estado de salud de una empresa y qué hacer para mejorarlo, dicho de forma...