Las operaciones de capital son aquellas que modifican la estructura del capital de la empresa, es decir, su patrimonio neto, ya sea para incrementarlo o reducirlo o para buscar una mayor eficiencia de los activos y pasivos de la sociedad.

Ampliación de capital

Como su nombre indica, la ampliación de capital permite incrementarlo y, por tanto, dar mayor fortaleza financiera a la empresa si con ella se consigue incrementar el patrimonio neto que, como veremos a continuación, no siempre será posible. Existen los siguientes tipos de ampliación de capital en función de su naturaleza:

  • Por aportación dineraria, es decir, los socios o accionistas aportan la ampliación en dinero. Es la más interesante porque es muy fácil cuantificarla.
  • Por aportación no dineraria, es decir, los socios o accionistas aportan la ampliación con bienes o activos en cuyo caso es fundamental hacer una correcta valoración de los mismos.
  • Por compensación de créditos. Si la empresa mantiene pasivos con sus accionistas, estos pueden ampliar capital contra esos pasivos, de forma que el balance sale muy fortalecido, no solo porque se produce una ampliación que incrementa el patrimonio neto si no que, además, se recude el pasivo.
  • Con cargo a reservas. Como decíamos, no siempre veremos incrementar el patrimonio neto en una ampliación de capital, y aquí tenemos un ejemplo. En la ampliación de capital con cargo a reservas se traspasan a capital las reservas voluntarias de la empresa de forma que el patrimonio neto, que contiene las dos partidas, no varía.

Reducción de capital

No es una operación habitual, pero existe y puede ser útil en determinados casos. La reducción de capital reduce el capital social de la empresa y, por tanto, su patrimonio neto y su solvencia, así que puede suponer un perjuicio para terceros relacionados con ella. Existen tres tipos de reducción de capital posible:

  • Por disminución del valor real de las acciones o participaciones.
  • Por amortización de las acciones o participaciones.
  • Por agrupación de acciones o participaciones para su canje.

La reducción de capital más habitual es la que busca reestablecer el equilibrio patrimonial cuando, después de presentar pérdidas, el patrimonio neto de la empresa es inferior a su capital. En este caso, se aplica el principio de paridad de trato, es decir, se realiza la reducción sobre todas las acciones o participaciones de forma que afecta igual a todos los accionistas.

Fusión de sociedades

La fusión de sociedades permite que dos o más empresas formen una sola sociedad por integración de estas. Se realiza mediante una transmisión en bloque de sus patrimonios y se atribuye a los socios las acciones o participaciones que correspondan. Se trata de un proceso bastante complejo desde el punto de vista jurídico, pero, sobre todo, es complejo desde el punto de vista contable. Existen, fundamentalmente, dos tipos de fusión.

  • Fusión por creación: las sociedades a fusionar transmiten todos sus derechos y obligaciones a una sociedad de nueva creación.
  • Fusión por absorción: en este caso, la sociedad absorbida transmite todos sus activos y pasivos a la sociedad absorbente.

Escisión de sociedades

Es el proceso inverso a la fusión, es decir, es la separación de parte de los activos y pasivos de la sociedad en dos o más partes. Desde el punto de vista económico puede ser necesario para ganar flexibilidad o autonomía. Existen tres tipos de escisión.

  • Escisión total: en este caso la sociedad original se extingue y da lugar a dos o más sociedades. Las sociedades receptoras de parte de los activos y pasivos pueden ser sociedades ya existentes o sociedades de nueva creación.
  • Escisión parcial: en este tipo de escisión se transmiten parte de los activos y pasivos a una o varias sociedades nuevas o existentes, pero la sociedad original sigue operando y sus socios reciben la parte proporcional de acciones o participaciones de las sociedades escindidas.
  • Segregación: es parecida a la escisión parcial, es decir, la sociedad escindida transmite parte de sus activos y pasivos a la/s sociedad/es beneficiaria/s y es la sociedad escindida y no sus socios, la que recibe acciones o participaciones de las sociedades beneficiarias en la proporción que corresponda.

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

Para ingresar una fórmula en Excel debemos empezar por escribir el signo “=” y después introducir la fórmula que deseemos. El siguiente es un...

El préstamo es un producto de financiación altamente extendido y muy útil para personas y empresas que pueden, gracias a él, adquirir activos a los...

Las Bandas de Bollinger, creadas por John Bollinger en los años 80, son un indicador de volatilidad de mercado muy extendido y vigente todavía, que...