El Coste Efectivo Remanente, más conocido por sus siglas CER, es un indicador financiero que nos permite saber el coste financiero real de un préstamo que ya está en vigor, es decir, teniendo en cuenta todos los pagos futuros asociados al préstamo hasta su fecha de vencimiento.

Es un indicador parecido a la TAE, porque también mide el coste financiero real, pero con la diferencia de que la TAE se utiliza sólo al principio de la operación, mientras que el CER se obtiene en cualquier momento desde que el préstamo entra en vigor. Es obligatorio que las entidades financieras informen a sus clientes de este indicador en cada cuota, así que es fácil encontrarlo en un recibo.

Como tiene en cuenta el flujo de pagos futuros del préstamo hasta el final de éste, permite conocer el coste real actual, que es el coste que se debe comparar con otras ofertas para valorar una posible mejora de condiciones.

Conceptualmente es bastante útil, aunque también tiene sus limitaciones: en primer lugar, supone que el préstamo no sufrirá cambios hasta el vencimiento, es decir, no contempla subidas o bajadas en los tipos de interés ni posibles comisiones por cancelación anticipada, entre otros y, en segundo lugar, no incluye, si los hay, los productos vinculados, únicamente tiene en cuenta el tipo de interés y el plazo de vencimiento.

Dicho esto, si quieres conocer el CER real de un préstamo incluyendo cualquier coste que consideres que debe ir asocial a él, es fácil obtenerlo con Excel, sólo tienes que conocer la función TIR. En una columna pon todas las cuotas que quedan por pagar del préstamo, como decíamos, puedes incluir en ellas otros costes que creas que tiene sentido imputar al préstamo. En la primera fila de esta serie de pagos, inserta una fila y escribe el capital pendiente actual con signo diferente al de los pagos periódicos, es decir, si las cuotas aparecen en negativo el capital pendiente debe aparecer en positivo y viceversa.

Ahora utilizaremos la función TIR para obtener el CER. Si los flujos se encuentran en el rango A1:A121, la función TIR quedaría:

=TIR(A1:121)

Para un capital pendiente de 34.877,36 y 120 cuotas de 348,99 el resultado sería 0,31%. Pero esto no es el CER todavía, este sería el coste en la periodicidad de las cuotas, es decir, si las cuotas son mensuales, que es lo más habitual, sería el coste efectivo mensual. El CER, como la TAE, se expresan en términos anuales para poder comparar productos financieros entre sí, así que debemos anualizar la TIR con la siguiente fórmula:

=((1+TIR(A1:A121))^12)-1

El exponente es 12 porque el préstamo liquida mensualmente, si liquidara, por ejemplo, trimestralmente, sería 4, es decir, el exponente es el número de veces al año que liquida préstamo. El resultado es un CER del 3,82%. Si quisiéramos mejorar el coste de este préstamo tendríamos que encontrar uno con una TAE inferior al 3,82%.

En este caso hemos partido de una plantilla con los datos de las cuotas directamente, pero podemos partir de una plantilla calculadora de préstamos, lo que nos facilitaría mucho hacer el rango de celdas con el flujo de pagos. De este modo es más fácil jugar con las variables y comparar, por ejemplo, el CER sin el coste de los productos vinculados con el CER con todos los costes incluidos.

Pero si realmente quieres obtener el CER oficial, el que no contiene otros gastos, puedes calcularlo fácilmente sin necesidad de hacer el flujograma de pagos del préstamo, sólo necesitas conocer el tipo de interés nominal del préstamo y anualizarlo.

En primer lugar, divide el tipo de interés nominal entre el número de cuotas al año que tiene el préstamo, es decir, entre 12 si el préstamo es mensual o entre 4 si es trimestral. Ahora tienes el coste efectivo periódico, que llamaremos “I”. El CER lo obtendrías anualizando el coste efectivo:

CER = ((1+I)^12)-1

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

Publicado por:

Controles menú de inicio El menú de inicio en Excel es una barra de herramientas integral que alberga una amplia gama de opciones y...

Publicado por:

El pacto de socios es un documento que firman los socios de una empresa y que pretende regular su relación interna. No es un documento obligatorio...

Publicado por:

El coste amortizado es un criterio de valoración de activos y pasivos que forma parte de los criterios de valoración propuesto por el Plan General...