Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Finanzas y contabilidad
Volver

Cómo calcular el rating de una empresa

05-04-2020
Cómo calcular el rating de una empresa

El rating o scoring de una empresa es una puntuación objetiva basada en indicadores financieros y cualitativos que permite conocer la probabilidad de default de una empresa y asociar ésta a una pérdida esperada por impago de crédito a corto o largo plazo. El rating, además de ser usado por las entidades financieras en el ámbito de crédito, es también utilizado por las empresas de informe comerciales que permiten establecer un limite de crédito comercial entre empresas, además de servir para la propia empresa como base sobre el tomar decisiones estratégicas.

Cada entidad tiene su propio rating o scoring para empresas en base a su propia base de información del pasado, así como las empresas de informes comerciales, pero todas se basan en una misma estructura de información necesaria para llegar a la puntuación final, cuya escala es también diferente según cada entidad, pero cuyo comportamiento es idéntico.

El rating de una empresa se calcula según distintos módulos o niveles, en función de la información disponible en cada momento.

Rating Financiero o de primer nivel

El rating financiero está basado en los estados financieros de la empresa. Se trata de una batería de ratios de los estados financieros encaminados a medir cinco aspectos de la empresa:

  • Rentabilidad: beneficios obtenidos por la empresa en el ejercicio.
  • Liquidez: aspectos como el fondo de maniobra miden la capacidad de la empresa responder de sus deudas a corto plazo
  • Endeudamiento: mide la proporción de deuda de la empresa respecto a su balance y respecto a su rentabilidad bruta, así como la estructura de la deuda a corto y largo plazo.
  • Solvencia: tiene una gran importancia y poder predictivo en la probabilidad de default de una empresa. Se trata de la capitalización y patrimonio neto de la empresa respecto a su balance y a su cuenta de resultados
  • Evolución: este apartado es fundamental. Una empresa puede tener buena calificación en base a los cuatro puntos anteriores, pero estar empeorando de forma progresiva en los últimos años, lo que podría implicar que un empeoramiento futuro la llevara al default. Tener una perspectiva temporal amplia es muy importante en términos de probabilidades.

Para cada módulo se utilizan los ratios que mayor poder predictivo tienen. En función del sector de la empresa se establece un rango óptimo para cada ratio y todos aquellos ratios que se sitúan fuera del rango, penalizan la puntuación de la empresa en mayor o menor medida.

Rating Operativo o de segundo nivel

Al rating financiero se le puede añadir un segundo nivel de información derivada de:

  • Endeudamiento: la composición del endeudamiento y su comportamiento a lo largo del tiempo tiene un elevado poder predictivo. En este sentido se suelen utilizar documentos como la cirbe (o el pool bancario si es para una autoevaluación) para analizar:
    • El endeudamiento total
    • La deuda a corto plazo, tanto la financiación dispuesta como la financiación disponible.
    • El volumen de deuda a largo plazo, su vencimiento y el consumo de servicio a la deuda que supone.
    • El número de entidades que están financiando a la empresa.
    • Las garantías prestadas en las operaciones.
    • El posible impago de vencimientos y otras posiciones irregulares.
    • La evolución de todos los parámetros anteriores. Como antes, una perspectiva temporal es fundamental.
  • Su comportamiento de pago: el comportamiento de pago es, probablemente, el módulo con mayor poder predictivo. En este apartado entran en juego aspectos como:
    • Incidencias en ficheros de morosidad.
    • Saldos medios en cuentas corrientes y otros soportes de cobro y pago.
    • Disposición media de las líneas de circulante.
    • Incidencias de pago con vencimientos financieros o con proveedores.

Rating Cualitativo o de tercer nivel

Al rating operativo se le puede añadir un tercer nivel de información cualitativa. Se trata de información no contenida en los módulos anteriores pero que puede ser fundamental para determinar la probabilidad de default, nos referimos a aspectos como:

  • La antigüedad y tamaño de la empresa.
  • La concentración con clientes o proveedores.
  • El ámbito de actuación: local, regional, nacional o internacional.
  • El compromiso y experiencia de los socios y gestores de la empresa.
  • La posición que ocupa en el sector.
  • Previsión cualitativa de evolución.
  • El peso de las exportaciones y la posible incidencia del riesgo país.
  • La tipología de cliente al que se dirige: retail, grandes empresas, etc.
  • Puntuación subjetiva de un experto.

El rating financiero por sí sólo ya tiene un importante poder predictivo, pero éste mejora conforme añadimos el módulo operativo y cualitativo. Utilizaremos el financiero o el completo en función de la información disponible.

Por ejemplo, para una autoevaluación tendremos toda la información disponible, pero si queremos evaluar a un cliente únicamente dispondremos de sus estados financieros, de acceso público, y de su comportamiento de pago anterior, si que es ya habido relación comercial en el pasado.

El resultado final del rating es una puntuación que, como decíamos al principio, puede tener escalas diferentes según el emisor de rating, pero podemos decir que, en una escala de 0 a 10, el 6 es un aprobado y, por debajo de esa puntuación, la probabilidad de impago empieza a subir exponencialmente, siendo insostenible por debajo de 4.

La probabilidad de default permite asociar una pérdida esperada por impago de un crédito, tanto en porcentaje como en unidades monetarias, así como una opinión de crédito, muy utilizada en el ámbito de los informes comerciales.

Por último, te dejamos con nuestra calculadora de rating financiero o de primer nivel, una herramienta muy sencilla de utilizar con la que conocer el rating de cualquier empresa y su probabilidad de default, así como la pérdida esperada por impago.

Contacto

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@plantillaspyme.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad