Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Finanzas y contabilidad
Volver

Qué es el leasing y cómo funciona

22-12-2019
Qué es el leasing y cómo funciona

El leasing o arrendamiento financiero es una forma de financiación para empresas para la adquisición bienes o activos, ya sean intangibles, materiales o inmobiliarios. Mediante el leasing la empresa o autónomo puede financiar prácticamente cualquier tipo de bien como vehículos, maquinaria, inmuebles o software, entre muchos otros.

Pero el leasing difiere mucho del préstamo porque en el contarto leasing el propietario del bien financiado no es la empresa, sino que es la entidad financiera, que alquila el bien a la empresa por un periodo determinado, a cambio de una cuota periódica, y con una opción de compra al finalizar el contrato de leasing a favor de la empresa, que acaba adquiriendo en propiedad el bien y que normalmente corresponde a la última cuota del cuadro de amortización.

Características del leasing

  • Ventajas fiscales: es la principal ventaja del leasing. El leasing permite la amortización acelerada de los bienes adquiridos a través de él. Una amortización mayor durante los primeros años de vida del leasing permite a la empresa pagar menos impuesto sobre beneficios en esos años, así que es una buena herramienta para diferir la carga fiscal, no para evitarla, pues lo que se paga de menos en los primeros años, se paga de más en los siguientes.
  • Financiación al 100%: es otra de las grandes bondades del leasing, permite financiar el 100% del activo. La entidad financiera compra el bien para alquilarlo a la empresa, así que asume el 100% del pago al proveedor del bien financiado y permite, si la empresa cumple con los criterios de riesgo de crédito establecidos por la entidad, que ésta financie el 100% del importe incluido el IVA. Si la empresa no cumple con todos los criterios de riesgo de la entidad financiera, ésta puede optar por financiar sólo una parte de la compra. Contractualmente el leasing será siempre por el 100% del importe de la compra, pero la entidad aplicará, en estos casos, una cuota irregular inicial por la diferencia entre el importe del bien y la cantidad a financiar, que se liquidará el mismo día de formalización del contrato de leasing, lo que permitirá a la entidad financiar menos del 100%.
  • Opción de compra o valor residual: al finalizar el contrato de leasing la empresa puede optar por adquirirlo en propiedad. Ésta es una de las principales diferencias con el renting, donde no existe opción de compra. Lo habitual es que el importe de la opción de compra o valor residual, corresponda a la última cuota, aunque es posible pactar otros importes.
  • Tiene algunas características financieras especiales:
    • Plazo mínimo de amortización: se establece, legalmente, un plazo mínimo de amortización para las operaciones de leasing: 24 meses para bienes mueble y 120 meses para bienes inmobiliarios. No es posible hacer un contrato de leasing por debajo de estos plazos. Esta es otra de las grandes diferencias con el contrato de renting, donde no existen plazos mínimos.
    • Amortización anticipada: el contrato de leasing no puede tener cuotas decrecientes, así que no es posible hacer amortizaciones parciales. Si es posible hacer una amortización total, pero hay que tener en cuenta que ésta no puede ejercerse antes de que finalicen los plazos mínimos de 24 o 120 meses anteriores.
    • La cuota está gravada con Iva: es quizás la diferencia más evidente con otros productos de financiación de activos para empresas, las cuotas están gravadas con Iva, Iva sobre la totalidad de la cuotas, capital e intereses incluidos, y es lo que permite financiar el 100% de la compra, impuestos incluidos.
  • Pago al proveedor: como el bien es comprado por la entidad financiera, es ésta la que realiza el pago según instrucciones de la empresa. La factura del bien también se emite a nombre de la entidad financiera.
  • Mantenimiento del bien: esta es otra de las grandes diferencias con el contrato de renting. En el contrato de leasing no hay mantenimiento del bien por parte de la entidad, el mantenimiento corresponde a la empresa, pero la entidad obliga a contratar un seguro con el fin de preservar su valor en caso de accidente o mal uso, pues el bien constituye una garantía adicional para la entidad.

Contacto

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@plantillaspyme.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad