Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Finanzas y contabilidad
Volver

Qué es y para qué sirve el análisis de balances

14-12-2019
Qué es y para qué sirve el análisis de balances

El análisis de balances es una de las herramientas clave para conocer el estado de salud de una empresa y qué hacer para mejorarlo, dicho de forma muy sencilla. El análisis de balances corresponde hacerlo al departamento contable o financiero y se resume en un informe donde se analizan los estados financieros de la empresa, el balance y la cuenta de resultados fundamentalmente, aunque puede ser extensivo a otra información.

El análisis puede ser de un solo año o de varios ejercicios, algo muy valioso porque, además de poder ver una fotografía financiera actual de la empresa, es posible conocer su evolución a lo largo de los últimos años para ver su tendencia y dibujar una previsión futura, o varios escenarios posibles. Los ratios financieros del balance y la cuenta de resultados son los que nos van dando la información financiera necesaria para entender la situación de la empresa fundamentada en cinco pilares básicos: rentabilidad, liquidez, solvencia, endeudamiento y evolución.

Rentabilidad de la empresa

Es la finalidad última de cualquier empresa, así que merece ser el primero. Sin rentabilidad no hay empresa, eso no significa que una empresa en pérdidas sea inviable, significa que las pérdidas no pueden ser recurrentes si los accionistas no pueden financiarlas. Existen una buena batería de ratios financieros sobre la rentabilidad, algunos de ellos, muy interesantes, cruzan información de la cuenta de resultados con el balance.

Liquidez

Es la segunda premisa fundamental de las finanzas de la empresa. Una empresa puede ser rentable pero puede tener serios problemas de liquidez, lo que puede llevar a la empresa a situación de impago. Puede ser porque la empresa a no tenga financiación, porque crece mucho o, efectivamente, porque esté en pérdidas, las causas que pueden llevar a la empresa a puntuar mal en este epígrafe son muchas, y las soluciones para corregirlo también.

Solvencia

Cuando la empresa no es rentable o tiene problemas de liquidez, este es el parámetro que hay que cuidar. La solvencia de la empresa es su capacidad de autofinanciarse y tiene que ver con el volumen de su patrimonio neto, compuesto de las aportaciones de capital de los socios y la acumulación de reservas provenientes de los beneficios históricos. Empresas con poca solvencia, si no son rentables desde sus inicios, tienen corta vida.

Endeudamiento

Sin duda es otro de los pilares básicos. El endeudamiento de la empresa permite, por un lado, invertir en activos para crecer, desarrollarse y ser más rentable, y por el otro financiar su actividad operativa: producción, almacenamiento y flujo de cobros y pagos. Una mala estructura de endeudamiento puede llevar a una empresa rentable a serias tensiones de tesorería.

Evolución

Analizar los cuatro pilares anteriores en base a un serie de periodos es fundamental para entender hacia donde va la empresa. Los ratios de evolución permiten ver las cosas con perspectiva y comprobar que, las medidas aplicadas para corregir los puntos débiles del análisis de balances, están surgiendo efecto.

Cada uno de los cinco pilares lo componen una batería bastante amplia de ratios que, para ser correctos, deben situarse en un rango definido o rango óptimo, que es distinto en función del sector y edad de la empresa. Cuando la mayor parte de los ratios de uno de los pilares financieros está por encima o por debajo de su rango óptimo decimos que la empresa debe mejorar ese pilar, y debe hacerlo aplicando algunas medidas que pueden abarcar la actividad de la empresa o sólo su forma de financiarse.

La combinación de los posibles resultados de los cinco pilares básicos nos da un perfil de empresa que es utilizado para calcular el rating financiero de la empresa. El rating es una puntuación a la situación global de la empresa, que permite conocer la probabilidad de esta de entrar en impago. El impago puede producirse por muchas circunstancias, pero todas ellas están previstas en su rating.

En resumen, el análisis de balances permite a las empresas conocer su situación financiera y emitir un diagnóstico de puntos fuertes y aspectos a mejorar y qué acciones llevar a cabo para hacerlo, siendo el propio análisis de balances, la herramienta ideal para controlar que las medidas adoptadas están haciendo el efecto deseado.

 

 

Contacto

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@plantillaspyme.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad