Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Finanzas y contabilidad
Volver

Qué es una remesa de descuento y cómo funciona

05-04-2020
Qué es una remesa de descuento y cómo funciona

La remesa de descuento comercial es una de las operaciones de financiación de circulante más habituales en las empresas, se trata del anticipo de cobros de clientes que están soportados en un documento comercial a cargo de éste.

La remesa de descuento es la relación de efectos comerciales que tiene la empresa para cobrar de sus clientes y que desea anticipar. La entidad financiera es la encargada de anticiparla a la empresa y, posteriormente, cobrar del cliente final para dar por saldada la operación.

Los efectos comerciales que pueden incluirse en una remesa de descuento comercial son muy variados y van evolucionando con el paso del tiempo y el avance del desarrollo tecnológico. Hoy en día pueden ser físicos, como el pagaré o la letra de cambio, o electrónicos, como los adeudos domiciliados, y es muy probable que poco a poco los efectos físicos vayan evolucionando hacia formatos electrónicos.

Quién interviene en una remesa de descuento comercial

En una remesa de descuento comercial hay tres partes intervinientes de forma general, aunque en ocasiones podrían ser cuatro o cinco, en función de las características concretas del descuento.

Cedente: Es la empresa o particular que ha cobrado de sus clientes mediante efectos comerciales, éstos tienen vencimiento futuro y desea anticipar su cobro.

Deudor: Es la parte obligada al pago de los efectos en favor del cedente, es decir, su cliente.

Entidad Financiera: Ya sea un banco o una entidad de financiación no bancaria, la entidad se encarga de anticipar la operación al cedente y liquidarla posteriormente al deudor.

Avalista: En ocasiones los efectos podrían estar avalados por un tercer interviniente que responde de la operación en caso de impago.

Endosante: En ocasiones el cedente no es quién ostenta directamente el derecho de cobro sobre el deudor, sino que un tercero, el endosante, se lo ha cedido (endosado) al cedente para liquidar una deuda comercial o financiera.

Cómo se calcula el coste financiero de una remesa de descuento comercial

En el coste financiero de una remesa de descuento comercial intervienen dos costes fundamentalmente:

  • Tipo de interés: para calcular los intereses se utiliza el descuento simple de todos los efectos de la remesa en función de su fecha de vencimiento. El descuento simple implica que los intereses se deducen al inicio de la operación. La fórmula es la siguiente.

Co = Cn x (1- i x n)

                Donde

                Co: capital a percibir por el descuento de los efectos una vez deducidos los intereses.

                Cn: nominal de los efectos.

                i: es el tipo de interés nominal aplicado al descuento.

n: es el tiempo de que hay entre la fecha en que se descuenta la remesa y el      vencimiento de los efectos. Es importante que tenga el mismo plazo temporal que el tipo de interés, normalmente años.

  • Comisiones: suelen aplicarse comisiones a los efectos. Éstas pueden ser:
    • Fijas: un importe fijo por cada efecto.
    • Variables: un porcentaje sobre cada efecto.
    • Mixtas: un porcentaje sobre cada efecto con un mínimo y/o un máximo.

Pueden existir otro tipo de comisiones como una comisión por toda la remesa, adicional a las comisiones por efecto, o las comisiones por envío de liquidación por correo. También se aplican comisiones sobre el importe de la línea de descuento, cuando la hay, y comisiones por el impago de efectos, aunque son comisiones que no se producen en el momento de gestionar la remesa, sino que se producen, o bien antes, cuando se formaliza la línea, o bien después, cuando llegado el vencimiento de los efectos alguno de ellos resulta impagado,

Tipos de descuento comercial

En función de la forma en que se materializa el descuento

Descuento comercial bajo línea de crédito: la entidad financiera tiene habilitada una línea de descuento comercial con un límite máximo sobre el que la empresa cedente va descontando efectos sin excederlo. El límite suele estar operativo durante 12 meses y cada año la entidad revisa el riesgo de la línea para renovarlo por 12 meses más.

Descuento comercial ocasional: La entidad financiera descuenta de forma aislada uno o varios efectos (remesa) sin tener habilitada una línea de crédito específica para llevar a cabo la operación.

En función de los intervinientes que responden en caso de impago de un efecto comercial descontado, tenemos:

Descuento comercial con recurso: En caso de impago, la entidad financiera que ha anticipado el cobro tiene derecho a dirigirse contra el deudor, pero también contra el cedente. Es la forma más habitual y que las entidades buscan siempre para protegerse.

Descuento comercial sin recurso: En caso de impago, la entidad financiera sólo puede dirigirse contra el deudor y/o sus los avalistas de los efectos si los hubiera.

Si quieres tener bajo control todos los costes e indicadores financieros de una remesa de descuento comercial, te recomendamos la calculadora de descuento comercial, una herramienta sencilla pero muy práctica y sofisticada para optimizar las negociaciones bancarias.

 

Contacto

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@plantillaspyme.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad