Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Finanzas y contabilidad
Volver

Qué son los ratios financieros y para qué sirven

09-05-2021
Qué son los ratios financieros y para qué sirven

Para controlar la evolución general de una empresa se utilizan los ratios financieros que permiten, con un cálculo muy sencillo, generar un panel de indicadores clave que se utiliza a modo de cuadro de mando para evaluar la evolución y estado de cualquier empresa.

Si no estás familiarizado con ellos te recomendamos a empieces a conocerlos porque son clave para ver dónde está la empresa y hacia dónde va y te permitirán conocer aspectos clave como saber cuál es el stock óptimo, a partir de qué márgenes empiezas a genera beneficios o cómo negociar los plazos de cobro y pago para no sufrir tensiones de liquidez.

¿Qué son los ratios financieros?

En términos matemáticos, un ratio es la relación entre dos variables, es decir, su división. Los ratios no son exclusivos del ámbito financiero, se emplean en casi todos los ámbitos para extraer métricas e indicadores muy fáciles de obtener y que aportan mucha información.

Además de para la propia empresa los ratios nos pueden servir para comparar dos empresas en diferentes aspectos, en función del tipo de ratio que seleccionemos para hacer la comparación.

¿Para qué sirven los ratios financieros?

Una empresa o un proyecto es un ente vivo en constante movimiento, los ratios nos permiten ver cómo es ese movimiento y establecer estrategias para conducir a la empresa por un camino u otro. Los ratios financieros son muy parecidos a una brújula para un explorador.

Factores como la solvencia, la liquidez, la rentabilidad o el endeudamiento son algunos de los ámbitos de la empresa en los que podemos centrar los ratios.  La interpretación de ellos permite conocer la fortaleza o debilidad de tu pyme, en qué momento se encuentra si lo comparamos con otros pasados, hacia dónde quiere llegar y cuál es la posición frente a los competidores.

Tipos de ratios financieros

Los ratios financieros se agrupan en cinco categorías fundamentales, que son:

  • Ratios de liquidez Permiten conocer la capacidad de la empresa de hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. Existen muchos ratios de liquidez, pero algunos de los más importantes son el ratio de liquidez general, la prueba ácida o acid test, ratio de prueba defensiva y el fondo de maniobra. Conocer el estado de liquidez de una empresa es fundamental para no poner en peligro de supervivencia. La mayor parte de empresas que terminan echando el cierre pasan por un periodo de tensiones de liquidez más o menos largo, aunque algunas de ellas sobreviven si tienen un nivel adecuado de solvencia.
  • Ratios de endeudamiento: Este tipo de ratios miden el endeudamiento de una empresa a corto y largo plazo en contraposición a su solvencia, sus activos o su volumen de negocio. Como en otros ámbitos, hay una variedad importante de ratios de endeudamiento aunque todos ellos buscan conocer si hay demasiada de deuda o si su composición entre corto y largo plazo es correcta.

  • Ratios de solvencia: Este tipo de ratios están orientados a valorar la capacidad de la empresa de atender sus obligaciones a largo plazo o estratégicas, es decir, miden la capacidad de supervivencia de una empresa, más allá de su liquidez a corto plazo de los niveles de rentabilidad. Las empresas sobreviven porque son solventes, independientemente del resto de variables.
  • Ratios de rentabilidad: Toda empresa ha sido creada para generar beneficios, así que podemos afirmar que los ratios de rentabilidad son los que más debemos tener en cuenta. La mayoría de problemas que puede presentar una empresa y que ponen en peligro su supervivencia, empiezan por problemas de rentabilidad, que conducen a tensiones de liquidez y, por último, a una crisis de solvencia que obliga a la empresa a echar el cierre.
  • Ratios de gestión: Los ratios de gestión son indicadores que se utilizan para medir aspectos relacionados con el proceso productivo u operativo. Nos permiten, por ejemplo, medir cómo se comportan los stocks intermedios y qué facturación tenemos por empleado. No son estrictamente financieros, pero si nos ayudan a incidir en alguno de los ámbitos clave anteriores: rentabilidad, solvencia, liquidez y endeudamiento.

A pesar de que el número de ratios que podemos obtener de una empresa puede ser bastante grande, lo recomendable es centrarse en una batería pequeña de 8 o 10 indicadores y valorar tanto su estado actual como su evolución. Si quieres profundizar en todos los ratios financieros te recomendamos la plantilla de análisis de balances avanzada, una plantilla con la que obtener un diagnóstico financiero muy completo y exhaustivo.

Plantillas relacionadas

12.95€
Plantilla en Excel muy práctica para hacer un informe de la cirbe detallada obtenida del Banco de España. Herramienta muy práctica para tener una visión global y exhaustiva de la deuda personal o empresarial reflejada en la cirbe.
Plantilla en Excel para realizar el análisis de Dupont de cualquier empresa en base a sus estados financieros con un panel resumen totalmente visual e intuitivo.

Contacto

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@plantillaspyme.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad