La remesa de descuento comercial es una de las operaciones de financiación de circulante más habituales en las empresas, se trata del anticipo de cobros de clientes que están soportados en un documento comercial a cargo de éste.

La remesa de descuento es la relación de efectos comerciales que tiene la empresa para cobrar de sus clientes y que desea anticipar. La entidad financiera es la encargada de anticiparla a la empresa y, posteriormente, cobrar del cliente final para dar por saldada la operación.

Los efectos comerciales que pueden incluirse en una remesa de descuento comercial son muy variados y van evolucionando con el paso del tiempo y el avance del desarrollo tecnológico. Hoy en día pueden ser físicos, como el pagaré o la letra de cambio, o electrónicos, como los adeudos domiciliados, y es muy probable que poco a poco los efectos físicos vayan evolucionando hacia formatos electrónicos.

Te recordamos que tienes disponible la calculadora de descuento de remeses en la sección de finanzas con la que podrás calcular el coste detallado de una remesa de hasta 100 efectos, plantilla incluida en uno de nuestros packs más completos, el kit de calculadoras financieras.

Quién interviene en una remesa de descuento comercial

En una remesa de descuento comercial hay tres partes intervinientes de forma general, aunque en ocasiones podrían ser cuatro o cinco, en función de las características concretas del descuento.

  • Cedente: Es la empresa o particular que ha cobrado de sus clientes mediante efectos comerciales, éstos tienen vencimiento futuro y desea anticipar su cobro.
  • Deudor: Es la parte obligada al pago de los efectos en favor del cedente, es decir, su cliente.
  • Entidad Financiera: Ya sea un banco o una entidad de financiación no bancaria, la entidad se encarga de anticipar la operación al cedente y liquidarla posteriormente al deudor.
  • Avalista: En ocasiones los efectos podrían estar avalados por un tercer interviniente que responde de la operación en caso de impago.
  • Endosante: En ocasiones el cedente no es quién ostenta directamente el derecho de cobro sobre el deudor, sino que un tercero, el endosante, se lo ha cedido (endosado) al cedente para liquidar una deuda comercial o financiera.

Cómo se calcula el coste financiero de una remesa de descuento comercial

En el coste financiero de una remesa de descuento comercial intervienen dos costes fundamentalmente:

  • Tipo de interés: para calcular los intereses se utiliza el descuento simple de todos los efectos de la remesa en función de su fecha de vencimiento. El descuento simple implica que los intereses se deducen al inicio de la operación. La fórmula es la siguiente.

  Co = Cn x (1- i x n)

                Donde

                Co: capital a percibir por el descuento de los efectos una vez deducidos los intereses.

                Cn: nominal de los efectos.

                i: es el tipo de interés nominal aplicado al descuento.

 n: es el tiempo de que hay entre la fecha en que se descuenta la remesa y el vencimiento de los efectos. 

  • Comisiones: suelen aplicarse comisiones a los efectos. Éstas pueden ser:
    • Fijas: un importe fijo por cada efecto.
    • Variables: un porcentaje sobre cada efecto.
    • Mixtas: un porcentaje sobre cada efecto con un mínimo y/o un máximo.

Pueden existir otro tipo de comisiones como una comisión por toda la remesa, adicional a las comisiones por efecto, o las comisiones por envío de liquidación por correo. También se aplican comisiones sobre el importe de la línea de descuento, cuando la hay, y comisiones por el impago de efectos, aunque son comisiones que no se producen en el momento de gestionar la remesa, sino que se producen, o bien antes, cuando se formaliza la línea de descuento que soporta las remesas, o bien después, cuando llegado el vencimiento de los efectos y alguno de ellos resulta impagado.

Tipos de descuento comercial

En función de la forma en que se materializa el descuento

  • Descuento comercial bajo línea de crédito: la entidad financiera tiene habilitada una línea de descuento comercial con un límite máximo sobre el que la empresa cedente va descontando efectos sin excederlo. El límite suele estar operativo durante 12 meses y cada año la entidad revisa el riesgo de la línea para renovarlo por 12 meses más.
  • Descuento comercial ocasional: La entidad financiera descuenta de forma aislada uno o varios efectos (remesa) sin tener habilitada una línea de crédito específica para llevar a cabo la operación.

En función de los intervinientes que responden en caso de impago de un efecto comercial descontado, tenemos:

  • Descuento comercial con recurso: En caso de impago, la entidad financiera que ha anticipado el cobro tiene derecho a dirigirse contra el deudor, pero también contra el cedente. Es la forma más habitual y que las entidades buscan siempre para protegerse.
  • Descuento comercial sin recurso: En caso de impago, la entidad financiera sólo puede dirigirse contra el deudor y/o sus los avalistas de los efectos si los hubiera.

Como decíamos al principio, tenemos disponible la calculadora de remesas de descuento comercial con la que calcular el detalle de cualquier remesa con hasta 100 efectos, te dejamos con un vídeo para que veas cómo funciona.

Plantillas relacionadas

Debes estar registrado

Calculadora de Descuento de Remesas

10,70 €

Debes estar registrado
-35,08 €

Kit análisis financiero

70,17 € 35,09 €

Debes estar registrado
-770,21 €

Todas las plantillas

1.098,31 € 328,10 €

Artículos relacionados

El patrimonio neto es una de las masas patrimoniales más importantes del balance de una empresa porque es la que indica cómo es su solvencia y, por...

Las plantillas en Excel son ampliamente utilizadas en el ámbito empresarial y de negocio para organizar tareas, áreas o acciones y hacer un...

La función de coeficiente de correlación lineal es una fórmula de Excel que da como resultado el coeficiente de correlación lineal entre dos...