El leasing o arrendamiento financiero es un producto financiero que permite adquirir activos mediante su arrendamiento y posterior compra. La compra se materializa mediante el pago de lo que se denomina valor residual que, por un lado, suele ser una cuota más del cuadro de amortización y, por el otro, no es obligatorio asumir si el deudor no quiere quedarse en propiedad el activo, aunque lo más habitual adquirirlo. El cálculo del cuadro de amortización de un leasing es parecido al de un préstamo, aunque tiene varios puntos que lo diferencian. En primer lugar, los datos iniciales que necesitaremos son algunos más, concretamente:

  • Valor del bien: es el importe de la base imponible del valor del bien.
  • Importe a financiar: es el importe que se va a financiar mediante leasing. Puede ser inferior al valor del bien si la entidad financiera financia sólo un porcentaje de la inversión, pero nunca puede ser superior al valor del bien.
  • Plazo en meses o cualquier otra frecuencia de pago, pero siempre con un mínimo de 24 meses para poder cumplir con la normativa de leasing que permite beneficiarse de una amortización acelerada del bien.
  • Plazo de carencia, si existe, es decir, un periodo en el que sólo se liquiden intereses y no capital.
  • Comisión de apertura, aplicada en el momento de formalización del contrato sobre el valor a financiar del mismo.
  • Tipo de interés nominal, que es el coste financiero de adquisición del activo en términos anuales.
  • Tipo de Iva que corresponde al bien. Es el tipo aplicado a las cuotas del leasing.
  • Valor residual: es el valor de la opción de compra que se liquida una vez finalizado el contrato de leasing. Lo habitual es que sea el importe de una cuota, aunque puede ser otro importe si las partes lo negocian así.

El cuadro de amortización de un leasing tiene también más datos que el de un préstamo y su nomenclatura es diferente. Sus elementos son estos:

  • Cuota neta: es la cuota financiera calculada con los datos anteriores, con capital e intereses. El leasing es prepagable como norma general, es decir, las cuotas se liquidan al inicio de cada periodo de forma que en el periodo de constitución del leasing, es decir, en el momento cero, ya se asume la primera cuota, aunque sin intereses porque todavía no ha transcurrido el tiempo. Las partes pueden pactar que la primera cuota liquide intereses, aunque no es lo habitual.
  • Iva: es el resultado de multiplicar el tipo de Iva por la cuota neta. El leasing tiene Iva en sus cuotas.
  • Cuota total: es la cuota total que liquidará el deudor del leasing, es decir, la cuota neta más el Iva correspondiente.
  • Recuperación del coste del bien: es la parte de capital de cada cuota de amortización. En un cuadro de amortización de préstamo diríamos es el capital amortizado, pero en el caso específico del leasing, al ser un contrato de arrendamiento, tiene un concepto diferente.
  • Carga financiera: es la parte de intereses de las cuotas periódicas.
  • Capital pendiente: es el capital pendiente en cada momento y se obtiene restando al capital pendiente del periodo anterior el importe de recuperación del coste del bien en cada momento.

A partir del cuadro de amortización y de los datos iniciales, es posible obtener diferentes indicadores financieros que son muy útiles para valorar de forma rápida cómo es un leasing, sin necesidad de consultar el cuadro de amortización:

  • Pagos, cuotas de capital, intereses, comisiones e Iva acumulados del cuadro de amortización junto a su distribución en porcentaje. Acompañar estos datos con un gráfico circular de distribución de cada concepto es muy aconsejable para interpretar los datos con facilidad.
  • Cuota irregular: el contrato de leasing es siempre por el 100% del valor del activo porque el proveedor financiero adquiere su propiedad y para hacerlo debe pagarlo por completo, pero puede financiar sólo una parte gracias a la cuota irregular, que es un pago que el deudor debe realizar en el mismo momento de constitución del leasing junto a la primera cuota de forma que, en realidad, es una parte que la entidad financiera no ha financiado.
  • Valor presente del valor residual: el valor residual se encuentra un periodo posterior a la última cuota, es decir, si el leasing tiene un plazo de amortización de 36 meses, el valor residual se liquida a los 37 meses. Si actualizamos el valor residual al momento 0, obtenemos el valor presente del valor residual.
  • Capital ajustado: es el capital utilizado para calcular las cuotas periódicas y se obtiene restando al capital del leasing, el valor presente del valor residual.
  • Tasa anual equivalente o TAE: es el coste financiero real que obtenemos fácilmente con la función TIR de Excel, seleccionando el rango que contiene todos los pagos del leasing.
  • Calendario anual de pagos: es un dato muy útil para ver qué impacto tiene el leasing en las necesidades de cash-flow del deudor. El calendario anual es un agregado, por años, de los componentes de cada cuota: cuota total, Iva, coste de recuperación del bien, carga financiera y capital pendiente.

Plantillas relacionadas

Artículos relacionados

Publicado por:

Es otra de las funcionalidades clave de Excel en la gestión de bases de datos, la ordenación. Podemos acceder a las funcionalidades de ordenación...

Publicado por:

En un artículo reciente os hemos hablado de las economías de escala y de su importancia a la hora de elaborar el plan de viabilidad. El término de...

Publicado por:

La tasa Weighted Average Cost of Capital o WACC por sus siglas en inglés, es la tasa a la que se descuentan los flujos de caja futuros para...